fbpx

La Torguita y el Mar

Un Viaje de Autodescubrimiento

Autor Ernesto Guerra

Esta era una vez una tortuguita que nació en el Malecón de Puerto Vallarta, Jalisco, MÉXICO.

Esta tortuguita, como todas las tortugas del mundo nació con un instinto de ir hacia el mar en cuanto nacen y esta no fue la excepción.

En cuanto llegó al mar y se sumergió, sintió sentimientos encontrados; por un lado se sentía a salvo de las gaviotas y demás depredadores que se la querían comer en la playa, sin embargo, cuando llegó al mar no se sintió tan segura pues las olas eran muy altas y aparte comenzó a observar que había otras criaturas gigantescas y no sabía si se la querían comer también. Para su suerte se encontró con su Mamá quien, Dioscidentemente estaba de paso en Puerto Vallarta para desovar.

A continuación muestro la conversación que sostuvieron:

  • Mamá, ¡QUE GUSTO HABERTE ENCONTRADO!, acabo de nacer y no se quien es depredador y en quien puedo confiar en grandísimo océano.
  • Hija mía, antes de que te emociones debo informarte que nuestra convivencia juntas no puede durar mucho tiempo ya que estoy embarazada y aparte tienes que aprender a vivir por ti misma.
  • ¿Cómo?, ¿no me vas a proteger?
  • No, si te protejo te estaría haciendo débil y necesito que aprendas por ti misma todo lo necesario para vivir en plenitud en este maravilloso océano.
  • Comprendo, pero dime por lo menos algunas pistas para poder crecer tan grande como tu.
  • El primer consejo que te doy es QUE TENGAS BIEN CLARO ¿CUAL ES EL DESEO MÁS GRANDE DE TU CORAZÓN?
  • ¿EL DESEO MÁS GRANDE DE MI CORAZÓN?, ¿qué es eso?, recuerda que acabo de nacer J.
  • Es fácil, solo hace falta que cierres los ojos y te relajes.- La tortuguita se puso debajo de la aleta protectora de su madre y ahí fue cuando pudo ir hacia adentro y contestar lo siguiente:
  • “SABER QUIEN SOY REALMENTE”
  • WOW, ¡Que bonito!
  • Si Mamá, ese es el deseo más grande de mi corazón, DESCUBRIR QUIEN SOY REALMENTE.
  • Pues manos a la obra, sigue nadando y lo descubrirás.
  • Pero no quiero nadar solo, tengo miedo, ¿me puedes acompañar?
  • Como te dije hace un momento, tengo un propósito que cumplir, y el nacimiento de tus hermanos no puede esperar.
  • Tienes razón Mamá, te dejo entonces para que busques la playa en donde toda nuestra familia ha nacido.
  • Antes de separarnos quiero darte un beso preciosa.

La tortuguita se posó sobre el caparazón de su madre y ambas se dieron un tierno beso que se convertiría en la fuerza necesaria para emprender UN VIAJE DE AUTO DESCUBRIMIENTO.

Luego de despedirse, la tortuguita nadó, nadó y nadó por varios días hasta que, para su fortuna, se topó con un montículo de algas que flotaba en la superficie.

Este se convirtió, al mismo tiempo, en su casa y bodega de alimento ya que la comida favorita de la tortuga era precisamente las algas.

Al cabo de 1 mes de flotar en este montículo por el mar infinito, la tortuguita decidió salir del montículo de algas pues oyó una voz interna que le decía:

“Si te quedas en la zona de confort nunca sabrás quien eres realmente”

Fue en ese momento cuando la pequeña tortuga se lanzó nuevamente al agua y comenzó a nadar, nadar y nadar con todas sus fuerzas.

Después de varios días sin un rumbo específico la tortuga decidió tomar un descanso en aguas poco profundas en donde tuvo la fortuna de encontrarse con dos delfines con quienes sostuvo la siguiente conversación:

  • Hola pequeña, ¿te encuentras bien?
  • Si, solo que estoy cansada de tanto nadar.
  • – Dijo uno de lo delfines.
  • ¿Y ustedes hacia donde se dirigen?
  • Nosotros vamos a Hawaii.
  • ¿Hawaii?, ¿qué es eso?
  • Hawaii es la playa donde nacimos y nos encanta ir ahí porque hay muchas cosas con las cuales divertirnos: Maravillosos arrecifes de coral con infinidad de peces con los cuales podemos jugar. Además, hay mucha comida y unos seres muy singulares que habitan en la tierra a los cuales llamamos ALIENS
  • ¡WOW, SE ESCUCHA GENIAL!, ¿PUEDO IR CON USTEDES?
  • Antes de responderte, queremos preguntarte algo.
  • Si, adelante
  • ¿Quién eres realmente?
  • ¿Qué has dicho?
  • ¿Quién eres realmente?
  • ¡NO LO PUEDO CREER!
  • ¿Qué pasa?
  • El deseo más grande de mi corazón es contestar esa pregunta que me acabas de hacer.
  • Mira nada más, ¡TU PODER CREADOR ES TAN GRANDE, QUE TU NOS HAS CREADO Y ATRAIDO HASTA TI PARA HACERTE ESTA PREGUNTA!
  • WOW!!! Este día nunca lo voy a olvidar.
  • Bueno pues, te invito a cerrar los ojos, relajarte y contestar a la pregunta.- La tortuguita cerró los ojos varios minutos y después contestó con certeza:

“YO SOY LO QUE ELIJO SER EN ESTE INSTANTE SANTO”

  • Los dos delfines se pusieron super felices al escuchar su respuesta y sin decir más le dieron un collar que portaba un dije.
  • ¿Porqué me dan esto?
  • PORQUE HAZ CONTESTADO CORRECTAMENTE, “TU ERES LO QUE ELIGES SER EN ESTE INSTANTE SANTO”
  • Muchas Gracias.- Los dos delfines le pusieron el collar a la tortuguita y esta, sin perder un solo instante volteó a mirar lo que decía el dije:

“ELIGE SER FELIZ”